Archivo por meses: noviembre 2013

¿Calderas de gas individuales o calderas de gas colectivas?

La instalación de una caldera de gas como equipo distribuidor de agua caliente sanitaria y calefacción puede hacerse de forma individual en el hogar, o de forma colectiva en el caso de viviendas que se encuentren en el mismo bloque o en la misma comunidad.

Cada uno de estos sistemas presentan diferentes prestaciones que puede hacer que uno de ellos sea más o menos conveniente para un hogar en particular. Es necesario conocer los puntos positivos y negativos que ofrecen las calderas de gas colectivas y las calderas de gas individuales para acertar a la hora de elegir el equipo distribuidor de agua caliente y calefacción más adecuado para nuestra casa.

Las calderas de gas colectivas pueden suponer un ahorro en las facturas, ya que son gastos que se pagan a medias entre todos los vecinos de la comunidad. Sin embargo, presentan varios aspectos negativos en su utilización:

Este tipo de calderas suelen emplear ciertos combustibles que provocan graves daños al medio ambiente (gasoil, gas propano, carbón, etc).

Calderas de gas individuales

De igual forma, puede ocurrir que la producción de calor no sea homogénea en todas las viviendas, ya que las calderas se suelen situar en la planta baja o en el sótano, y en edificio de mayor altura el calor no llega con la misma intensidad a las plantas más altas. En ocasiones, para que el calor sea más elevado en las plantas altas, los vecinos de las primeras plantas reciben mucha más cantidad de calor, y se ven en la necesidad de abrir las ventanas para eliminar parte del calor, ocasionando una pérdida de energía importante.

Al ser colectivas, cada hogar no tiene la opción de elegir libremente cuándo encender la calefacción, y puede ocurrir que en los meses dónde ya no se enciende la calefacción colectiva vengan días más fríos y no se disponga de ningún equipo de calefacción en el hogar para combatirlos.

Calderas de gas individuales

En estos casos, los usuarios de calderas colectivas, en ocasiones instalan en su casa otros métodos de calefacción alternativos para uso individual en su propio hogar. Los equipos más usados son los de aire acondicionado con bomba de calor. Estos equipo de aire acondicionados son usados en verano para el aire frío, y pueden usarse en días fríos para producción de aire caliente. Son muy útiles para ser empleados en momentos puntuales en los que se requiere calefacción del hogar pero la calefacción central no está funcionando.

Resultados de la revisión de la instalación del gas

Revisión de la instalación del gas

Como ya mencionamos anteriormente en este blog, no es lo mismo la revisión bianual de la caldera de gas que la revisión cada 5 años de la instalación de gas. La revisión de la instalación del gas la realiza la empresa que gestiona el servicio de distribución del gas, y al final de ésta, emite un informe de los resultados obtenidos tras la revisión, los cuales pueden ser favorables o no.

Si el resultado de la revisión es favorable, quiere decir que las instalaciones del gas y los aparatos que la conforman se hallan en perfectas condiciones, y el usuario obtendrá a partir del técnico un certificado de inspección debidamente cumplimentado. Este certificado debe conservarse por un tiempo de 5 años hasta la próxima revisión de la instalación del gas.

Resultados de la revisión de la instalación del gas

Si por el contrario el resultado no fuera favorable, podría deberse a dos cuestiones diferentes:
- si te trata de un fallo en la instalación principal (en la caldera de gas o en cualquier otro equipo) que no pueda ser solucionado en ese preciso momento, el técnico procederá a cortar el suministro del gas con el fin de evitar posibles accidentes. El usuario deberá contactar inmediatamente con su empresa de confianza para la revisión de la caldera de gas, que realizará las reparaciones necesarias para volver a asegurar que su uso no entrañe riesgos para los habitantes de ese hogar ni para el resto de vecinos.

Una vez terminada la reparación, el usuario recibirá el informe correspondiente indicando que todo se encuentra en orden, con el que podrá pedir que se restablezca el servicio de suministro de gas.

- si se trata de una anomalía secundaria, que no entrañe riesgo inminente, el usuario tendrá un plazo de 15 días para proceder a la reparación a través de una empresa externa, y de la misma forma recibirá un informe positivo una vez que se haya procedido a la reparación y se haya informado de ello al distribuidor.

No olvide que para asegurar que sus equipos y su instalación del gas se mantengan seguras hasta la próxima revisión de la instalación del gas, es importante ponerse en contacto con una empresa de confianza que sea capaz de realizar la revisión de la caldera de gas de forma adecuada cada 2 años, y que al mismo tiempo le ofrezca un servicio de mantenimiento ante cualquier incidente que pueda ocurrir.

Cómo mejorar el rendimiento de la calefacción

Mejorar el rendimiento de la calefacción

Para lograr el máximo ahorro en tu factura del gas, una forma muy sencilla es mejorar el rendimiento de los equipos calefactores, y para ello existen algunos pasos que podemos llevar a cabo en nuestro hogar para perder el máximo calor posible y mantener tu casa a la temperatura adecuada durante los meses más fríos del año.

Además de los trucos que ya conocemos de no ventilar la casa de forma excesiva dejando las ventanas abiertas más tiempo del necesario, y de mantener el termostato a unos 21°, temperatura más que suficiente para tener un ambiente agradable en casa, podemos adaptar nuestro hogar de forma que favorezca a aumentar el rendimiento de la calefacción:

- Para mantener una temperatura agradable en casa es importante tener en cuenta la forma en la que se reparte el calor en cada habitación. Aprovecha cualquier reforma para situar tus radiadores debajo de una ventana, ya que de esta forma el aire caliente se distribuirá de mejor forma.

Cómo mejorar el rendimiento de la calefacción

- Mantén cerradas las puertas de las habitaciones que no utilices durante el invierno, así el calor se concentrará en las habitación que nosotros queramos, y podremos ahorrar al no necesitar aumentar la potencia de la calefacción.

- Si la vivienda es antigua, aprovecha una reforma para lograr un buen aislamiento en las puertas, ventanas y paredes, de forma que se logre una mejor retención del calor dentro del hogar, y al mismo tiempo no pueda entrar aire frío del exterior.

En último lugar, no olvides que para la revisión de la caldera de gas debes contratar una empresa de confianza que te ofrezca un buen servicio y te asegure además un correcto mantenimiento a lo largo del año, tanto de la caldera de gas, como de los equipos de climatización. Mantener limpios los equipos por parte del usuario también ayuda a mejorar el rendimiento de la calefacción.

Ahorre en sus facturas energéticas con la Domótica

Ahorrar energía con la Domótica

Cada vez se habla más del uso de la Domótica en los nuevos hogares, haciendo la vida mucho más fácil y confortable. Pero, ¿sabes exactamente de qué se trata?

La Domótica es el conjunto de sistemas que automatizan una vivienda, aportando al usuario diversos servicios integrados por medio de redes que pueden ser controladas internamente en el hogar o externamente a través de dispositivos móviles. Se trata de un sistema que facilita la vida en el hogar, influyendo en la seguridad, en el bienestar, pero sobre todo en el ahorro energético, de forma positiva para los usuarios y para el medio ambiente.

Dentro de esta terminología se pueden incluir múltiples servicios como es el control de las luces, de aparatos de video o audio, sistemas de seguridad, alarmas de incendios, de fugas de gas, etc. Sin embargo, el control de la climatización está siendo el más solicitado por los usuarios. Gracias a la Domótica, en los nuevos hogares se pueden controlar la temperatura del ambiente de forma más precisa, mediante diferentes mecanismos, logrando un ahorro importante en la factura del gas y de la electricidad.

Domótica - Centro de Gas

Los hogares inteligentes son capaces de detectar las oscilaciones de temperatura, poniendo en marcha diferentes mecanismos como el cierre automático de ventanas cuando el ambiente es frío, al mismo tiempo que ajusta el encendido de la calefacción a la hora de llegada de los habitantes, para que se encuentren un ambiente cálido, o bien puede controlar el apagado de la calefacción y el cierre de persianas en las horas más calurosas del verano cuando detecta que la temperatura de la estancia es demasiado elevada.

Gracias a los avances en los nuevos equipos de calefacción (calderas de gas, radiadores, calefactores eléctricos en el baño, etc.), la Domótica es fácilmente adaptable a los hogares, a precios cada vez más asequibles. A largo plazo, el control de los sistemas de calefacción de los hogares supone un gran ahorro energético.

Súmate al ahorro, y pregunta a los profesionales cómo adaptar tu hogar, y hacerlo mucho más rentable y sostenible gracias a la Domótica.

Como ahorrar energia con el termostato de su caldera de gas

En los hogares situados en los sitios más fríos de nuestra geografía, la caldera de gas precisa estar encendida las 24 horas durante todo el invierno, y gran parte del otoño y la primavera. Igualmente, cuando la caldera de gas es la encargada de suministrarnos agua caliente además de calefacción, en muchas casas no suele apagarse en ningún momento del año, ya que preferimos dejar los equipos preparados para el suministro de agua en cualquier momento que la necesitemos.

Como ahorrar energia

Mantener la caldera de gas encendida en todo momento puede suponer un gran gasto para la economía familiar, por lo que en estas ocasiones es preferible que los usuarios se decanten por alguno de los nuevos modelos más eficientes, logrando un ahorro en la factura del gas y de la electricidad.

Como ahorrar energia

Otra forma muy sencilla de lograr un máximo ahorro en energía es mediante la regulación del termostato.

Mucha gente no sabe que no es necesario mantener el termostato al máximo para obtener agua caliente. Lo único que se consigue de esta forma es que el agua salga demasiado caliente y se tenga que mezclar con agua fría, lo que supone un derroche de energía innecesario al calentar agua que luego necesitamos para bajar de temperatura. El agua que utilizamos en la ducha es caliente, pero sin llegar al punto de quemarnos. Puedes regular el termostato probando en qué posición sale agua a la temperatura perfecta sin tener que mezclarla con agua fría, y de esta forma ahorrarás sin necesidad de preocuparte por lograr una temperatura del agua adecuada para tu ducha.

De la misma forma, en el caso de la calefacción no es necesario que se mantenga el termostato de la caldera de gas al máximo, ya que con total seguridad, si la temperatura a la que calienta el agua la caldera es demasiado elevada, tendremos que bajar el termostato de los radiadores para lograr una temperatura ambiental adecuada en el hogar, sin llegar a pasar calor.

Para sumar un plus en el ahorro en tu factura de gas, no olvides realizar la revisión de calderas de gas obligatoria, ni de realizar un correcto mantenimiento en todos los equipos que suministran agua caliente y calefacción a tu hogar.