Archivo de la categoría: VRV IV Indoor

VRV IV Indoor, climatización invisible.

Daikin ha presentado VRV IV Indoor, una solución de climatización invisible, intuitiva e inteligente totalmente novedosa en el mundo.

daikin-logo

VRV IV Indoor se puede utilizar en viviendas, locales, bancos y hasta edificios históricos por ser una solución discreta en el que su alto rendimiento no es un obstáculo para su invisibilidad y funcionamiento silencioso requerido por los clientes más exigentes.

VRV IV Indoor se siente pero no se ve, lo que hace que sea ideal para determinadas instalaciones con dificultades para instalar unidades exteriores en fachada.

VRV IV Indoor se instala en el interior de los edificios dejando una pequeña rejilla que además puede ser ocultada con elementos decorativos tales como logos de comercios o esculturas.

Se trata de una solución inteligente que incorpora un intercambiador de calor en forma de V patentado por Daikin con la tecnología de Temperatura de Refrigerante Variable (VRT).

Dispone de una alta eficiencia estacional con una mayor eficiencia energética, reduciendo costes de funcionamiento. Permite ajustar zonas de temperatura automáticamente adaptándose a las necesidades de cada una.

La VRV IV Indoor es compatible con toda la gama de unidades interiores VRV pudiendo conectarse hasta 10 unidades a una única exterior. De cara a establecimientos comerciales, también es posible conectarlas a cortinas de aire.

Si se trata de grandes edificios o centros comerciales se pueden conectar al sistema centralizado de control, propiciando una mayor eficiencia energética.

VRV IV INDOOR, FUNCIONAMIENTO SENCILLO E INTUITIVO

La VRV IV Indoor permite una fácil instalación con una configuración de parámetros sencilla y un mantenimiento que permite el acceso a los componentes. La unidad exterior está diseñada en dos partes:

1-Unidad del compresor: ligera y compacta con sólo 80 kg. De peso y unas medidas de 600×550 mm en suelo (ideal para trastiendas, almacenes, etc.)

2-Intercambiador de calor: con sólo 400 mm de alto y un peso de 90 kg. Se puede ocultar en falsos techos.

Al no ser necesario pedir permisos de obra se puede reducir el tiempo de apertura de un negocio.

La VRV IV Indoor tiene una instalación más sencilla al ser el recorrido de tubería más corto y por tanto menos costoso en precio. Finalmente su funcionamiento es muy silencioso (47 dBA) de forma que tampoco hay que invertir en aislamientos de alto coste para cumplir con ordenanzas municipales.