Archivo de la categoría: Guía de transporte y almacenamiento de pellets

Guía de transporte y almacenamiento de pellets.

Publicada la Guía de transporte y almacenamiento de pellets por parte de la Asociación Española de Valorización Energética de la Biomasa (AVEBIOM).

Guía de transporte y almacenamiento de pellets

En esta Guía de transporte y almacenamiento de pellets de madera se recogen las medidas de seguridad y precauciones que se deben tomar. Se establecen recomendaciones importantes para el diseño de un almacén, la logística de pellets o el uso de un silo.

La Guía de transporte y almacenamiento de pellets se puede descargar en formato pdf desde la web de AVEBIOM.

CONTENIDOS DE LA GUÍA DE TRANSPORTE Y ALMACENAMIENTO DE PELLETS

Dentro de la Guía de transporte y almacenamiento de pellets encontramos dos importantes puntos que se tratan de manera amplia y que aquí resumimos:

1-Transportes y entrega de pellets de madera. Se puede hacer en dos tipos de camiones:

-Cisternas neumáticas.

-Con caja abierta que pueden descargar tipo volquete o pisos móviles.

La entrega del pellet con certificado ENplus® debe cumplir con unos requisitos de calidad para que llegue en perfecto estado al usuario, ya que el pellet de madera es hidrófilo y podría llegar deteriorado por la humedad.

Es importante resaltar que cuando se diseña la instalación se debe tener en cuenta las condiciones de suministro de pellet con las dimensiones del camión y la maniobra.

2-Tipo de almacenamiento y precauciones. Depende de varios factores según se explica en la Guía de transporte y almacenamiento de pellets:

-Características de los sistemas de distribución y suministro de biomasa.

-Necesidad anual de biomasa.

-Espacio disponible para caldera y almacén.

Para almacenar pellets hay muchas soluciones como silos textiles, depósitos subterráneos, almacenamientos de obra, etc. Lo ideal es acumular para dos semanas de máximo consumo, siempre en un lugar seco y en el que no haya materiales que puedan producir la contaminación por abrasión o desmoronamiento de la pared.

El almacén de pellets debe limpiarse cada dos años por lo menos, respetando unas normas de seguridad como la precaución ante el monóxido de carbono, ventilando durante al menos 15 minutos cada vez que se entra en el almacén, amén de otras medidas de prevención.