Archivo de la categoría: Estudio BAXI sobre aire acondicionado

Estudio BAXI sobre aire acondicionado.

Se acaba de publicar el Estudio BAXI sobre aire acondicionado que analiza opiniones y actitudes sobre el mismo en España.

Estudio BAXI sobre aire acondicionado

En este Estudio BAXI sobre aire acondicionado se pone de manifiesto una realidad, el 60% de los españoles opina que el aire acondicionado es motivo de conflicto en los centros de trabajo con la llegada del verano y las altas temperaturas.

Sin embargo, en este Estudio BAXI sobre aire acondicionado hay diferencias entre las Comunidades Autónomas (CC.AA.) y también entre hombre y mujeres y en diferentes edades.

En cuanto a las CC.AA. los que más discuten en el trabajo por este motivo son los catalanes con un 73% y los madrileños con un 70%. Sin embargo, los andaluces sólo lo hacen en un 43%.

Por otro lado, el consenso en los hogares es mayor ya que el 77% de los españoles están contentos con la temperatura del aire en casa. Aun así se produce la paradoja de que mientras que el 27% de los catalanes admite discutir por el aire en casa, el 45% de los andaluces sí lo hacen, por lo que se invierte el proceso del centro de trabajo al hogar.

En lo referente a los sexos dentro del Estudio BAXI sobre aire acondicionado, las mujeres dicen sentirse menos contentas con la temperatura del aire acondicionado en general tanto en la oficina como en casa.

La edad también nos traslada diferencias, siendo las generaciones más jóvenes las más dispuestas a llegar a un acuerdo en lo referente a la temperatura del aire acondicionado.

CONCLUSIONES DEL ESTUDIO BAXI SOBRE AIRE ACONDICIONADO: CONSEJOS

A tenor de las conclusiones del Estudio BAXI sobre aire acondicionado la marca ha preparado una guía de consejos y recomendaciones para el trabajo y el hogar a la hora de adquirir un aire acondicionado.

-Etiqueta energética. Instalar un equipo eficiente aumentará el ahorro hasta en un 50% por lo que es necesario elegir equipos con clasificación energética A o superior hasta A+++.

-Elegir la potencia adecuada. No debemos confundir potencia con temperatura, el equipo debe estar adaptado a la estancia que queremos climatizar para no consumir energía de más y regular la temperatura hasta la sensación térmica deseada.

-Seleccionar la temperatura idónea. El nivel óptimo de confort se encuentra entre los 24º y los 26º C en verano y de 20º a 22º C en invierno. Lógicamente, las personas no perciben igual el frío y el calor, por lo que valorando estos parámetros es necesario adecuarlo a la temperatura personal de confort. Un factor importante es evitar el salto térmico que se produce cuando hay una diferencia de 14º entre la temperatura exterior e interior pues si se realiza de forma brusca podemos resfriarnos.

-Alcanzar la temperatura de forma gradual. Mediante equipos con sistema inverter que alcancen la temperatura progresivamente y ahorren hasta un 30% de energía. Otra forma importante de alcanzar la temperatura de confort es actuar sobre la envolvente y sistemas de aislamiento mediante toldos, doble ventana y regulación mediante cronotermostatos.