Archivo de la categoría: Calderas de Gas

¿Calderas de gas individuales o calderas de gas colectivas?

La instalación de una caldera de gas como equipo distribuidor de agua caliente sanitaria y calefacción puede hacerse de forma individual en el hogar, o de forma colectiva en el caso de viviendas que se encuentren en el mismo bloque o en la misma comunidad.

Cada uno de estos sistemas presentan diferentes prestaciones que puede hacer que uno de ellos sea más o menos conveniente para un hogar en particular. Es necesario conocer los puntos positivos y negativos que ofrecen las calderas de gas colectivas y las calderas de gas individuales para acertar a la hora de elegir el equipo distribuidor de agua caliente y calefacción más adecuado para nuestra casa.

Las calderas de gas colectivas pueden suponer un ahorro en las facturas, ya que son gastos que se pagan a medias entre todos los vecinos de la comunidad. Sin embargo, presentan varios aspectos negativos en su utilización:

Este tipo de calderas suelen emplear ciertos combustibles que provocan graves daños al medio ambiente (gasoil, gas propano, carbón, etc).

Calderas de gas individuales

De igual forma, puede ocurrir que la producción de calor no sea homogénea en todas las viviendas, ya que las calderas se suelen situar en la planta baja o en el sótano, y en edificio de mayor altura el calor no llega con la misma intensidad a las plantas más altas. En ocasiones, para que el calor sea más elevado en las plantas altas, los vecinos de las primeras plantas reciben mucha más cantidad de calor, y se ven en la necesidad de abrir las ventanas para eliminar parte del calor, ocasionando una pérdida de energía importante.

Al ser colectivas, cada hogar no tiene la opción de elegir libremente cuándo encender la calefacción, y puede ocurrir que en los meses dónde ya no se enciende la calefacción colectiva vengan días más fríos y no se disponga de ningún equipo de calefacción en el hogar para combatirlos.

Calderas de gas individuales

En estos casos, los usuarios de calderas colectivas, en ocasiones instalan en su casa otros métodos de calefacción alternativos para uso individual en su propio hogar. Los equipos más usados son los de aire acondicionado con bomba de calor. Estos equipo de aire acondicionados son usados en verano para el aire frío, y pueden usarse en días fríos para producción de aire caliente. Son muy útiles para ser empleados en momentos puntuales en los que se requiere calefacción del hogar pero la calefacción central no está funcionando.

Como ahorrar energia con el termostato de su caldera de gas

En los hogares situados en los sitios más fríos de nuestra geografía, la caldera de gas precisa estar encendida las 24 horas durante todo el invierno, y gran parte del otoño y la primavera. Igualmente, cuando la caldera de gas es la encargada de suministrarnos agua caliente además de calefacción, en muchas casas no suele apagarse en ningún momento del año, ya que preferimos dejar los equipos preparados para el suministro de agua en cualquier momento que la necesitemos.

Como ahorrar energia

Mantener la caldera de gas encendida en todo momento puede suponer un gran gasto para la economía familiar, por lo que en estas ocasiones es preferible que los usuarios se decanten por alguno de los nuevos modelos más eficientes, logrando un ahorro en la factura del gas y de la electricidad.

Como ahorrar energia

Otra forma muy sencilla de lograr un máximo ahorro en energía es mediante la regulación del termostato.

Mucha gente no sabe que no es necesario mantener el termostato al máximo para obtener agua caliente. Lo único que se consigue de esta forma es que el agua salga demasiado caliente y se tenga que mezclar con agua fría, lo que supone un derroche de energía innecesario al calentar agua que luego necesitamos para bajar de temperatura. El agua que utilizamos en la ducha es caliente, pero sin llegar al punto de quemarnos. Puedes regular el termostato probando en qué posición sale agua a la temperatura perfecta sin tener que mezclarla con agua fría, y de esta forma ahorrarás sin necesidad de preocuparte por lograr una temperatura del agua adecuada para tu ducha.

De la misma forma, en el caso de la calefacción no es necesario que se mantenga el termostato de la caldera de gas al máximo, ya que con total seguridad, si la temperatura a la que calienta el agua la caldera es demasiado elevada, tendremos que bajar el termostato de los radiadores para lograr una temperatura ambiental adecuada en el hogar, sin llegar a pasar calor.

Para sumar un plus en el ahorro en tu factura de gas, no olvides realizar la revisión de calderas de gas obligatoria, ni de realizar un correcto mantenimiento en todos los equipos que suministran agua caliente y calefacción a tu hogar.

Factores a tener en cuenta para elegir las calderas de gas

Las calderas de gas

La instalación de una caldera de gas supone un desembolso económico bastante importante para el bolsillo de cada hogar, por lo que no es un tema que deban tomarse a la ligera. Las familias que necesitan la instalación de los primeros equipos de calefacción y agua caliente sanitaria en su nueva casa recién adquirida, o en cambio, precisan renovar su antigua caldera de gas, tienen que tener en cuenta diferentes factores para asegurar que la elección para su nueva compra supondrá un ahorro a largo plazo, y no un despilfarro de energía y dinero.

En primer lugar, a la hora de elegir la capacidad de producción de calor de tu caldera de gas, se debe tener en cuenta la climatología del lugar dónde se usará. Es decir, si se trata de un sitio del norte de España donde las temperaturas durante el invierno serán más bajas, la capacidad de la caldera deberá ser mayor que si se tratara de un lugar más cercano a la costa del sur del país.

Centro de Gas - Las calderas de gas

De la misma forma, será necesario tener en cuenta la capacidad de la caldera de gas en función del número de personas que habitan en el hogar, y que usarán el agua caliente producida por el equipo.

También influirá el tamaño de la vivienda, ya que una casa con más metros cuadrados necesitará una caldera de gas con mayor capacidad para poder proporcionar calefacción  y mantener una temperatura adecuada en los momentos más fríos del invierno.

Otro aspecto que no se debe olvidar son las posibilidades de espacio para poder colocar un equipo de mayor o menor tamaño en la vivienda. Las calderas de gas suelen situarse en la mayoría de los casos en la cocina de la vivienda, pero no todas las casas disponen de un amplio espacio para poder albergar calderas de gran tamaño. Los nuevos modelos que ofrecen las diferentes marcas distribuidoras de calderas de gas son más compactos, presentando las mismas capacidades caloríficas que los modelos anteriores de mayor envergadura. Los usuarios deberán tener en cuenta el espacio disponible para poder colocar estos equipos, y podrán elegir entre los modelos que encajen en éste por su tamaño.

Y por supuesto, el coste de la instalación de uno u otro modelo de caldera deberá tenerse en cuenta a la hora de la elección.

No olvides que para una mejor eficiencia de tus equipos, la revisión de caldera de gas obligatoria debe hacerse cada 2 años. Rendirá mejor, y ahorrarás más en tu factura del gas.

Existen en el mercado infinidad de modelos; consulta precios y características de cada uno. Con total seguridad, alguno de ellos se ajustará a tus necesidades y a las necesidades de tu hogar, ofreciéndote el mejor servicio y permitiéndote un máximo ahorro.

Consejos de seguridad para el uso de calderas de gas

Calderas de gas

Las calderas de gas son unos de los equipos productores de calor más seguros que podemos encontrar en el mercado. Sin embargo, al necesitar el uso de gas para su funcionamiento, nunca está de más tener en cuenta algunas recomendaciones para aumentar la seguridad del uso de estos combustibles, sin poner en peligro la seguridad de tu hogar y la seguridad de los que más quieres.

El primer punto que hay que tener siempre en cuenta es realizar una correcta revisión de la caldera de gas de forma obligatoria cada 2 años, como establece el Real Decreto 1027/2007. Esta revisión es responsabilidad de los usuarios, que deben contratar los servicios de empresas autorizadas para la revisión obligatoria de calderas de gas.

De la misma forma, la instalación del gas debe realizarse cada 5 años por la empresa suministradora de gas, como insta el Real Decreto 919/2006. Sin olvidar que en el uso de gas butano, las gomas deben cambiarse antes de la fecha de caducidad.

Revision obligatoria calderas de gas

http://www.centrodegas.es/

Para evitar problemas puntuales por pequeñas averías de tu caldera o deficiencias en el suministro del gas, puedes hacer tú mismo una revisión diaria o semanal de la correcta actividad de los equipos. En la caldera de gas, la llama ha de presentar color azul con tonos claros en los extremos, y no debería temblar ni apagarse en condiciones normales de uso. Las llaves de paso deben funcionar correctamente; puedes comprobar si existe alguna fuga de gas con un procedimiento muy fácil: aplica agua con jabón en las juntas de las llaves de paso, si se produce burbujeo y aparecen pompas, es posible que exista una fuga. En caso de riesgo, contacta rápidamente con la empresa distribuidora.

Los gases utilizados como combustibles para las calderas domésticas no contienen olor, pero se le añaden aditivos para poder detectarlos en el ambiente en caso de fuga. Si notas olor a gas en tu hogar, abre todas las puertas y ventanas para una correcta ventilación. No enciendas ningún fuego ni interruptor, ya que la chispa podría provocar una explosión.

Gracias a estas acciones, aumentará el nivel de seguridad de tu hogar en cuanto al uso de la caldera de gas. No te la juegues, tu seguridad y la de los tuyos es lo primero.

Calderas de gas Vaillant, conozca los nuevos modelos

Calderas de gas Vaillant

Vaillant lanza al mercado las nuevas calderas de condensación ecoTEC plus de alta potencia, de instalación mural, ofreciendo modelos de 80, 100 y 120 kW. Estas calderas son capaces de abastecer de agua caliente tanto a nivel individual en su vivienda como a nivel comunitario.

Los nuevos modelos lanzados por esta marca alemana cuentan con una bomba electrónica modulante de alta eficiencia, con un consumo mínimo de energía eléctrica, proporcionando un importante ahorro económico a sus usuarios. Además aporta un amplio margen para poder modular la potencia del equipo, pudiendo optimizar el consumo de gas adaptándose a las necesidades particulares de cada vivienda. Estas calderas de gas son de pequeño tamaño y dimensiones, de fácil instalación y utilización en el hogar, con una elevada eficiencia.

Calderas de gas Vaillant

Las nuevas calderas de gas Vaillant pueden instalarse en cascada, característica que las hace idóneas para instalaciones en edificios de viviendas y para uso del sector terciario. Se pueden instalar hasta 8 equipos en cascada, según las necesidades de aporte de agua caliente sanitaria y calefacción de cada edificio. Vaillant ofrece accesorios para facilitar la evacuación de los posibles gases emitidos por calderas individuales o por varios equipos en funcionamiento, accesorios hidráulicos para facilitar la instalación en cascada, y otras ventajas. De la misma forma, su tamaño compacto favorece que la instalación de varios equipos ocupe el menor espacios posible, facilitando además su utilización por el usuario y la revisión de la caldera de gas por parte del profesional.

Las nuevas facilidades que ofrece Vaillant se suman a la excelente aceptación por parte de los consumidores de sus anteriores equipos. Si estás pensando en cambiar tu caldera de gas, no olvides consultar la nueva gama que te ofrece Vaillant; sin duda, alguno de sus productos se adaptará a las necesidades de tu hogar.

Más información: Calderas de Gas en Madrid