Archivo de la categoría: mantenimiento de caldera

Consejos para elegir un mantenimiento de caldera.

Elegir un mantenimiento de caldera de gas con una empresa no es tarea fácil a tenor de las diferentes ofertas, precios, coberturas y nivel de confianza.

Revisiondecalderas

En primer lugar debemos tener en cuenta que el mantenimiento de caldera de gas debe incluir toda la instalación térmica para cumplir con la normativa vigente RITE (RD 1027/2007) y su posterior modificación RD 238/2013.

Por tanto al mantenimiento de caldera se le debe sumar la revisión preventiva de la instalación individual de gas, el circuito hidráulico de calefacción y demás aparatos gasodomésticos (como por ejemplo la cocina de gas, vigilando máximos y mínimos para evitar fugas).

El RITE obliga a realizar un mantenimiento preventivo de la caldera mural a gas cada 2 años siempre que no supere los 70 kW de potencia, en tal caso sería anual. Por tanto, realizar el mantenimiento de caldera es de obligado cumplimiento y debe emitirse por parte de la empresa mantenedora autorizada un certificado que el usuario debe guardar.

Es importante resaltar que el mantenimiento de caldera es independiente de la inspección que realizan las compañías suministradoras de gas cada cinco años (esta operación ahora también se puede contratar con empresas autorizadas) que igualmente es obligatoria y requiere la emisión de otro certificado que el usuario debe también guardar hasta la próxima.

En la inspección de los cinco años no se hace una revisión y limpieza de caldera, de hecho con la nueva normativa es necesario que para que el inspector pueda realizar el análisis de combustión, exista en la base de la salida de gases un agujero y tapón para poder realizar dicha operación sin tener que manipular o abrir la caldera. En caso de no existir dicho agujero, el inspector reseñará anomalía que deberá ser subsanada en el plazo de seis meses por una empresa autorizada.

Por tanto, el mantenimiento de caldera debe realizarse por una empresa autorizada de elección del cliente que garantice los trabajos arriba mencionados cubriendo la instalación térmica para poder ofrecer el certificado RITE. Si sólo se actúa sobre la caldera, se estará realizando una revisión y limpieza del aparato muy necesaria y recomendable anualmente, pero no se cubrirán todas las partes que marca la normativa vigente.

CONTRATO DE MANTENIMIENTO DE CALDERA, VARIABLES PARA LA TOMA DE DECISIÓN

Hemos establecido la importancia del mantenimiento de caldera obligatorio cada dos años y recomendable cada año, y se nos plantea la opción de hacerlo de forma puntual contratando el servicio a una empresa autorizada o bien ampliar el servicio con otras coberturas que garanticen posibles averías de la caldera.

A la hora de buscar un contrato de mantenimiento de caldera es necesario tener presente las siguientes cuestiones:

1-Vigencia del contrato. Normalmente las empresas ofrecen un contrato de mantenimiento de caldera anual renovable año a año. Aquí es importante tener en cuenta si la renovación es automática e incluso si hay penalización si se desea dar de baja el servicio para poder cambiar de empresa si no hemos quedado satisfechos.

2-Coberturas. El contrato de mantenimiento de caldera de gas ofrece el servicio de mano de obra y desplazamiento del técnico durante el año de vigencia del contrato en caso de averías. Aquí es necesario tener en cuenta si las averías son ilimitadas dentro de un orden o hay un número exacto de horas al año que sobrepasadas llevan un sobrecoste. También es necesario saber qué averías se cubren y cuáles no por formar parte del mantenimiento del usuario. Esto es especialmente importante para personas no habituadas a ciertas tareas como purgar los radiadores, llenar de agua la caldera cuando está baja, activar/desactivar la microacumulación, etc. ya que si se da el caso pueden cobrarle un plus por enviar al técnico.

3-Piezas. Hay empresas que ofrecen contratos de mantenimiento de caldera con piezas y otros no, ¿la diferencia?, sin duda el precio. Debemos tener en cuenta que un contrato con piezas no suele cubrir todas las piezas, lo normal es que cubran hasta una cifra en dinero anual, no acumulable a años posteriores en caso de no haber hecho uso de ellas. Pensemos que una avería de una pieza cara puede rondar los 300-500 euros y no siempre se ofrece un contrato con piezas a una caldera que sobrepase los 5-7 años de antigüedad. Por otra parte, es necesario saber que cuando se instala una caldera nueva, el fabricante ofrece 2 años de garantía en piezas, así que resulta obvio que hay que aprovechar esa garantía inicial para que no lleve un sobrecoste.

4-Forma de pago. Hoy en día existen diversas formas de pago que puede utilizar el cliente, pero no todas las empresas ofrecen el mismo sistema. Las empresas comercializadoras de gas incluyen el pago del contrato de mantenimiento en la factura del gas como un apartado más, lo que obliga al usuario a multiplicar por 12 meses el importe cobrado para obtener el precio final y poder compararlo. Las empresas autorizadas y las marcas de calderas ofrecen la posibilidad de abonarlo al contado (metálico o datafono) o domiciliarlo mediante recibo una vez realizada la revisión anual. Lo importante a tener en cuenta es cuánto estamos pagando al año por el contrato, es decir, el precio final y ver si nos interesa.

5-Atención al cliente. El soporte al cliente puede ir desde las 24 horas los 365 días del año a una cobertura de lunes a viernes sin incluir festivos, la diferencia como siempre estriba en el precio. En lo referente a la atención telefónica o vía internet es necesario considerar factores como la cercanía y la confianza, ya que podemos encontrar empresas familiares que ofrecen un servicio personalizado a través de un canal más accesible o grandes multinacionales con teléfonos 902.

6-La profesionalidad del trabajo. El mantenimiento de caldera es necesario para alargar la vida del aparato y ya que se trata de un servicio primordial en la vivienda (agua caliente sanitaria y calefacción) tenemos que poner todo nuestro empeño en conseguir un adecuado tratamiento de la caldera por personal profesional cualificado. No hay que olvidar que la caldera es sólo uno de los elementos que forman parte de una calefacción, tenemos también los radiadores, la salida de gases, la instalación de gas, el circuito de calefacción y los elementos de regulación (termostatos). Por tanto, es necesario que el técnico ofrezca un tratamiento global de la instalación para evitar problemas que no siempre son achacables a la propia caldera y que pueden interrumpir el servicio.

7-El precio. Aunque quizás en estos tiempos debería ser el primer punto de los que hemos tratado, es verdad que antes de tomar una decisión sobre con quién contratar el mantenimiento de caldera, es necesario tener en cuenta los puntos anteriores y poder establecer una comparativa calidad-precio del servicio. La cuestión sería qué tipo de servicio quiero y cuánto estoy dispuesto a pagar por él. Aquí es necesario mencionar las ofertas de derribo que por diversos canales, normalmente internet, se ofrecen al usuario con descuentos que pueden llegar a un 50% el primer año. Las ofertas tienen un periodo de validez y vigencia por lo que si nos acogemos a una de ellas tendremos que tener por escrito las condiciones de la misma y vigilar una posible renovación automática

La decisión siempre es del usuario y las empresas ofrecerán su servicio de mantenimiento dentro de un mercado de libre competencia. Usted elige.