Archivo de la categoría: Plan Renove de calderas en Valencia

Plan Renove de calderas en Valencia 2015.

Más de 100 municipios se han adherido al Plan Renove de calderas en Valencia que se enmarca dentro del Plan de Eficiencia Energética en equipos de calefacción que ha impulsado la Diputación para reducir los costes energéticos.

diputacion valencia

Con una inversión de 17,2 millones de euros para 2015, el Plan Renove de calderas en Valencia incentivará la renovación de calderas y quemadores con energías tradicionales como el gas, el gasoil o la electricidad hacia otras como la biomasa, las mixtas y las solares.

El objetivo de este plan es aprovechar las energías renovables en los edificios públicos mejorando su eficiencia energética y obteniendo un ahorro de cara a cumplir con los objetivos establecidos por las directivas europeas.

El Plan Renove de calderas en Valencia estará financiado en un 80% por la Diputación valenciana siempre según las siguientes escalas:

-Municipios de hasta 500 habitantes: 9.600 euros.

-Municipios de 501 a 1.000 habitantes: 16.000 euros.

-Municipios de 1.001 a 3.000 habitantes: 32.000 euros.

-Municipios de 3.001 a 5.000 habitantes: 40.000 euros.

-Municipios de 5.001 a 10.000 habitantes: 80.000 euros.

-Municipios de 10.001 a 20.000 habitantes: 160.000 euros.

-Municipios de más de 20.000 habitantes (excepto Valencia): 240.000 euros.

En cuanto al 20% restante debe ser costeado por los municipios solicitantes.

PLAN RENOVE DE CALDERAS EN VALENCIA, EL AHORRO EN LOS AYUNTAMIENTOS

Gracias al Plan Renove de calderas en Valencia se van a conseguir ahorros importantes en el consumo de combustible de los edificios públicos, lo que va a redundar en una reducción de las partidas presupuestarias de los ayuntamientos dedicadas al consumo energético que de esta forma podrán emplearse en otras inversiones propias de las corporaciones locales. Según fuentes de la Diputación, gracias a este tipo de planes e iniciativas de mejora de la eficiencia energética se ha conseguido una reducción del 22% desde 2005 y un ahorro en la factura de 2.400 millones de euros anuales.

También es importante el efecto medioambiental porque gracias a la sustitución de las calderas por otras de energía renovable se consigue reducir la contaminación y sus consecuencias como el efecto invernadero.