Diferencias entre las calderas de gas atmosféricas y las calderas de gas estancas

Calderas de gas atmosféricas y calderas de gas estancas

A continuación, miraremos algunas de las diferencias más importantes que existen entre las calderas de gas.

En la actualidad existen dos tipos de calderas, las atmosféricas y, por otro lado, las estancas. La diferencia principal entre estos dos tipos de calderas de gas radica en el tema de la seguridad.

En primer término, las calderas atmosféricas son las que toman el oxígeno necesario para producir la combustión desde el interior del lugar o habitación en el cual se encuentran instalados y emiten los gases producidos sin necesidad de acudir a ninguna ayuda adicional.

Por el contrario, las estancas toman el oxígeno del exterior por medio de una chimenea que se encuentra formada por dos tubos concéntricos, uno de entrada de aire y el otro de salida, además de incorporar un extractor que fuerza la entrada y salida de oxígeno.

Calderas atmosferias y calderas estancas

Al entrar en vigor el nuevo RITE, cualquier modificación que se efectúe en la caldera debe ceñirse a la normativa, por lo tanto, no se pueden instalar calderas atmosféricas. Entre la diversidad de calderas estancas, las que se ajustan mejor a los nuevos parámetros de esta normativa son las calderas de condensación.

Las calderas de condensación presentan una mejora en su rendimiento en relación a la caldera de gas tradicional, la cual se basa en el aprovechamiento del calor de condensación emitido por los humos de la combustión. Este tipo de tecnología se beneficia del vapor de agua que se produce en los gases de combustión y lo restituye en estado líquido.

Estas calderas funcionan de la siguiente forma: los gases de salida contienen vapor de agua debido al hidrógeno que contiene el gas. Este vapor se condensa  por debajo de los 55°C aproximadamente, el calor que libera durante este proceso de condensación es el que se puede extraer y usar para la calefacción. Ahora bien, en lo relacionado con la energía de combustión, el gas natural dispone del 11% de calor por condensación, aproximadamente.

Con una caldera atmosférica, una parte de calor latente es evacuada por los humos, proceso que implica una temperatura bastante elevada de todos los productos de combustión del orden de 150°C. Utilizar una caldera de condensación nos da la ventaja de recuperar una gran parte de ese calor latente, lo cual disminuye enormemente la temperatura de los gases de combustión, devolviéndole valores del orden de 65°C, limitando de esta forma la emisión de gases contaminantes.

Summary
Reviewer
Centro de Gas
Review Date
Reviewed Item
Diferencias entre las calderas de gas atmosféricas y las calderas de gas estancas
Author Rating
5

Un pensamiento en “Diferencias entre las calderas de gas atmosféricas y las calderas de gas estancas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>