Purgar los radiadores, consejos.

Ofrecemos unos breves consejos para purgar los radiadores de la calefacción ahora que empieza el frío y regresan las lluvias después de este parón estival.

Radiador de aluminio

Lo primero que tenemos que tener en cuenta antes de comenzar a purgar los radiadores es que siempre es bueno realizar dicha tarea en los meses de calor como medida preventiva, de forma que nuestra instalación no esté tanto tiempo parada. Dicho esto que no solemos hacer, vamos a intentar ilustrar a nuestros lectores.

En primer lugar tenemos que tener en cuenta que la instalación de calefacción con radiadores es un circuito cerrado en el que el agua caliente recircula a través de las tuberías desde la caldera hasta los propios radiadores, por lo que en su recorrido se pueden producir pequeñas bolsas de aire que hacen que los radiadores produzcan ruido y pierdan eficiencia en la emanación de calor a la estancia.

Cuando encendemos la calefacción después de un largo periodo por buen tiempo o ausencia en el hogar es necesario comprobar que todos los radiadores funcionan a pleno rendimiento desde el primero hasta el último, y en caso de localizar dichos ruidos proceder a purgar los radiadores.

Si necesitamos purgar los radiadores y no lo hacemos estamos derrochando energía puesto que obligamos a la caldera a trabajar más (quema más combustible) para poder alcanzar la temperatura de consigna y además no conseguimos la temperatura de confort.

PURGAR LOS RADIADORES, CÓMO LO HAGO

Purgar los radiadores supone una sencilla tarea que cualquier usuario puede hacer siguiendo las siguientes pautas:

1-Enciende la calefacción y espera a que se calienten un poco los radiadores. A continuación pon la mano en la parte superior del radiador y comprueba si está más fría que la inferior, en cuyo caso, el aire que tiende a subir está en el radiador y se precisa purgarlo.

2-A continuación comienza el proceso de purga o “sangrado” empezando por el radiador más cercano a la caldera y siguiendo el recorrido de la tubería hasta los siguientes radiadores (si el circuito está empotrado y no sabemos su recorrido, podemos palpar el suelo y sentir el calor que irradia).

3-Para purgar los radiadores necesitamos identificar la llave y sujetar un pequeño recipiente justo debajo para que cuando giremos la ranura vaya saliendo el aire. Esta ranura se puede abrir con una moneda de 5 céntimos o un destornillador fino y en cuanto se gira saldrá aire y burbujitas hasta que ya sale un chorrito de agua continua que nos indica que debemos de cerrar la llave en sentido inverso. Ese radiador ya está purgado y haremos la misma operación en cada uno de los radiadores. Unos tendrán más aire, otros menos e incluso alguno puede no tener nada, aun así es conveniente aplicar la operación a todos ellos. Si alguno de los radiadores está anulado no es necesario hacerlo en este.

4-Finalmente, purgar los radiadores genera una pequeña pérdida de agua que hemos ido recogiendo en el recipiente de cada radiador, por lo que hemos restado agua al circuito que es necesario reponer comprobando la presión de la caldera. Por tanto, debemos ir a la caldera y comprobar si los bares están entre 1 y 1,5 pues si está más bajo de 1 es necesario subir la presión de la caldera metiendo agua desde la llave de llenado ubicada debajo de la misma. Esta operación debe realizarse con cuidado para no sobrepasar el límite de 1,5 por lo que cuando abramos la válvula de llenado oiremos como un “grifo abierto” y comprobaremos cómo va subiendo la presión de los bares, siendo óptimo dejarlo en 1,2 y entonces volver a cerrar la llave. Tenemos que tener en cuenta que cuando está puesta la calefacción los bares suben para luego recuperar la medida cuando se apaga la misma.

5-En caso de que la instalación de radiadores disponga de purgadores automáticos no sería necesario realizar dicha operación porque la propia válvula se encarga de expulsar el aire sobrante. No obstante, si teniendo purgadores automáticos persiste el problema sería necesario consultar a un profesional.

Purgar los radiadores es una operación sencilla que puede hacer cualquier usuario, pero si precisa una empresa que le realice un mantenimiento integral de su instalación térmica puede contactar con Todogas Instalaciones y Servicios, S.L.

Un pensamiento en “Purgar los radiadores, consejos.

  1. Pingback: Consejos para ahorrar en Calefacción y Gas. | Blog Oficial de Centro de Gas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>